Make your own free website on Tripod.com

Guías para facilitar encuentros grupales orientados al crecimiento personal

Por Elías Alvarez Bueno

¿Qué nos sugiere para dirigir encuentros grupales dedicados al crecimiento personal?, se le preguntó alguna vez al facilitador. El ofreció las siguientes sugerencias:

1. Frente a los sentimientos

Los sentimientos son omnipotentes y están en todos los actos de todas las personas; los sentimientos los experimenta el cuerpo y se reflejan a través de él. En un grupo, el facilitador decide identificar y abordar sentimientos cuando tiene un motivo racional para hacerlo.

Intervención del facilitador: Por ejemplo, cuando en un grupo se ha generalizado el temor para hablar de cosas delicadas, el facilitador puede reflejar ese estado que percibe haciendo una pregunta como la siguiente, dirigida a un miembro en concreto: ¿Te das cuenta, Pedro, que te resulta difícil hablar de temas delicados?; sugiero que hables de esos temas.

2. Frente al significado de los comportamientos

El mismo tipo de conducta (sonreír, por ejemplo) podría darse en un miembro del grupo en momentos adecuados, pero en otro miembro el sonreír se produce en momento inadecuado, de modo angustiado, como si buscase la aprobación, como si dijese "permita usted que le caiga bien, por favor, porque, de lo contrario, no podría soportarlo".

Intervención del facilitador: Ante esta conducta concreta de la risa, el facilitador podría hacer una pregunta como la siguiente ¿te das cuenta que ríes fuera de lugar?, ¿quieres que examinemos más detenidamente todo lo que hay detrás de tu risa?; la pregunta, por supuesto, podría referirse a todo tipo de conductas, tales como somnolencia, euforia, timidez, distracción.

3. Frente a personas que se obsesionan por dar cátedra

Hay personas que, con frecuencia, están explicando cosas a otros, en vez de ayudar a cada cual a aprender por sí mismos.

Intervención del facilitador: Ante esas personas que se obsesionan por "dar cartilla", el facilitador podría hacer una intervención como la siguiente:

"Conrado, esas explicaciones, toda esa cartilla que te ha expuesto Pedro, ¿te han ayudado o crees que te va a ayudar en algo?".

4. Para ayudarle a cada miembro del grupo a "darse cuenta"

En una reunión de grupo, el facilitador está pendiente de los datos personales y los comportamientos que revelan y manifiestan cada uno de los miembros del grupo.

Intervención del facilitador: El facilitador puede intervenir preguntando directamente a los miembros del grupo, al estilo de lo siguiente:

Walter ¿has pensado alguna vez lo que sacas tú de importante cuando las cosas no te salen tan bien como querías en esas actuaciones de que nos has hablado?.

Laureano ¿Te has fijado en que Ana y Bernardo manifestaron sus preocupaciones muy parecidas a las tuyas?.

Maribel, ¿Por qué te limitas a quedarte sentada sin hablar cuando te hago una pregunta? ¿son preguntas demasiado difíciles para ti?.

5. Frente a la incoherencia de las personas

El facilitador identifica incoherencias en la forma de pensar, sentir o actuar en los miembros; clasifica sin miedos la conducta negativa o incoherente y demuestra su interés por el miembro del grupo con esa actitud.

Intervención del facilitador: El facilitador puede verbalizar o expresar las discrepancias que percibe en la conducta de los miembros del grupo. Por ejemplo, puede decir:

-Anita, veo discrepancia entre lo que dices ahora y lo que dijiste antes.

-Pedro, percibo contradicción entre lo que dices y lo que haces.

-Juan, percibo discrepancia entre lo que dices y lo que sientes.

- Anita, yo siento disgusto cuando tu dices que la culpa de tus fracasos está en el sistema que te rodea..

6. Para controlar a personas locuaces y absorbentes

Resumir ayuda a localizar con precisión los contenidos; un resumen coherente permite eliminar la tendencia de algunos miembros de grupo a lucirse.

Intervención del facilitador: El facilitador puede hacer el resumen de lo que alguien haya expuesto con excesos de redundancias; al terminar de hacer el resumen, él puede decir algo como lo siguiente; " pensemos o pasemos ahora a otra cosa"; también puede hacerle a las personas redundantes y absorbentes la siguiente pregunta: en esencia, ¿qué es lo que usted quiere decir?

7. Interpretación

El facilitador sabe que toda conducta tiene un significado que raras veces es patente a simple vista; por lo tanto, él sabe que hay que intentar interpretar el significado de las conductas de otros. Lo que ha de tenerse muy en cuenta respecto a las interpretaciones es que no podemos hablar de una interpretación correcta del significado de una conducta. Las interpretaciones, pese a lo muy "fundadas" que puedan ser, no dejan de ser hipótesis.

Intervención del facilitador: Ante una intervención de Alicia, por ejemplo, quien ha dicho que para ella es natural temerle a la gente fuerte, porque todo el mundo así reacciona, un facilitador le puede responder lo siguiente: "tu atribuyes a otros la responsabilidad de tu flaqueza; ser miedosa es algo que te es útil; ¿me equivoco si digo que utilizas el miedo para evitar correr riesgos y para no desarrollar tus capacidades sociales?".

8. Reflejar

Tras escuchar atentamente lo que se dicen entre sí los miembros del grupo sobre sí mismos, el facilitador se centra en el punto clave de los mensajes, extrae su esencia y la expresa en palabras libres de toda ambigüedad.

Intervención del facilitador: Ledy, utilizas muchos términos vagos y dejas entrever temores para expresar lo que piensas, lo que quieres, lo que sientes y también dejas entrever que te cuidas mucho de no ser juzgada de manera desfavorable.

Ledy, te angustia estar con personas que tu crees te pueden juzgar de modo desfavorable; te gustaría cambiar, pero no sabes bien cómo empezar; ¿es correcto lo que acabo de decir?

9. Establecer conexiones

Para liderar con eficacia, el líder debe estar atento a los datos proporcionados por los miembros del grupo, ver la relación que existe entre tales datos y ser capaz de recordarlos con precisión. No hay duda de que atender y escuchar atentamente son vitales para un liderazgo empoderador.

Intervención del facilitador: El facilitador empoderador puede hacer intervenciones como la siguiente, para hacer notar las conexiones que hay entre las conductas de las personas: "Vicky, lo que estás diciendo ahora me hace ver con mayor claridad lo que expresaste en la primera reunión que tuvimos... lo que propones ahora puede encajar perfectamente con lo que dijo al principio de esta reunión Daniel".

10. Proporcionar información

En los grupos es necesario proporcionar información; informar con eficacia es una técnica importante; proporcionar correctamente datos concretos (sean instrucciones, explicaciones de procedimiento, instrucción de ideas básicas relacionadas con el proceso asesor, etc.) exige perspicacia por parte del líder empoderador.

Intervención del facilitador: Un facilitador diestro explica a los miembros del grupo las cuestiones de procedimiento, cómo es el proceso de grupo, qué puede esperarse de él, cuáles son las normas básicas y cómo puede cada miembro sacar el máximo provecho posible de la experiencia en grupo; le pide a los integrantes del grupo que expongan cómo entienden procedimientos, procesos y normas.

11. Iniciación

Se alude con este término a la capacidad del facilitador para actuar en cualquier momento dado con el fin de provocar la participación del grupo, introduciendo elementos focales interesantes para el grupo. Hay un tipo de iniciación eficaz y consiste en entrar en nuevo terreno cuando se ha producido de un modo natural un final.

Intervención del facilitador: Una manera de "iniciar" puede ser algo semejante a lo siguiente: estamos en la quinta reunión y muchos de ustedes no han corrido el menor riesgo; le sugiero a Hugo que coja la pelota y nos introduzca un tema que sea de interés para el grupo.

12. Alentar y apoyar

El facilitador diestro da apoyo cuando las inquietudes de un miembro del grupo empiezan a obstaculizar más que a fomentar el proceso de desarrollo personal; transmite apoyo mediante la voz, la postura, los gestos y las expresiones faciales, haciendo todo lo posible por demostrar que está con el miembro del grupo que tiene dificultades; alienta al miembro del grupo a abordar sus zonas problemáticas y a trabajar en ellas.

Intervención del facilitador: Una intervención tranquilizadora, alentadora o apoyadora es algo así como la siguiente: "nada de lo que te sucede es misterioso; no hay razón para decir que no podamos ayudarte; creemos que encontraremos varias maneras para ayudarte a que te desatasques".

13. El silencio

La gente tiene derecho a no hablar; el silencio tiene unas causas y tales causas no son necesariamente las mismas en el silencio de diferentes personas. Que nos quedemos en silencio de vez en cuando es algo que está previsto que suceda. A veces, necesitamos pensar en lo que ha pasado y decidir si queremos participar y cómo. No es imprescindible que hable siempre alguien en el grupo.

Intervención del facilitador: Un facilitador que comprende debidamente su papel, que es seguro de sí mismo y que no se echa a sus espaldas la responsabilidad de los demás, cuando se producen silencios en el grupo, aunque sean prolongados, él está analizando quién está nervioso, quién ríe entre dientes, quién parece deprimido, quién intimidado, etc., etc.; él deja que el grupo rompa el silencio y en algún momento pide a sus integrantes hablar de la experiencia del silencio.

14. Frente a la conducta no verbal

Identificar datos no verbales es sólo la mitad de la tarea; la otra mitad es explicarlos bien y, sin duda, constituye la parte más difícil.

Intervención del facilitador: Frente al lenguaje no verbal, el facilitador puede hacer una intervención como la siguiente y dar oportunidad a la persona para que reaccione: "Luz Marina, parecía que reaccionabas ante Claudio y su dificultad, pero no dijiste nada en el momento; tenías una expresión de angustia, y te pusiste a mover las manos muy nerviosa mientras él hablaba; quizás haya algo de lo que dijo que te afectó especialmente".

15. Impacto del desempeño del facilitador

El facilitador está continuamente pendiente de cómo captan sus mensajes los miembros del grupo, de las miradas quisquillosas, de las peticiones de aclaración o repetición, de las deformaciones que los individuos hacen de sus intervenciones.

Intervención del facilitador: Como la claridad que uno cree estar teniendo no es la que los otros captan; como en realidad aunque el conferencista sea uno solo hay tantas versiones como oyentes, al facilitador de procesos de grupo le conviene verificar con preguntas como la siguiente: ¿Pueden Pedro, Paula, Juan o Juliana repetir lo que he dicho?.

16. Centrar la atención

Esto significa concentrarse en los datos pertinentes, centrar los recursos del grupo en los problemas u objetivos claves. Centrar al grupo es algo que debe hacerse de forma directa y franca, sin andarse por las ramas.

Intervención del facilitador: El facilitador eficaz interviene para centrar de nuevo al grupo cuando éste se desvía; hace intervenciones al estilo de las siguientes "¿No deberíamos concentrarnos ahora en lo que pretendemos hacer aquí?", "¿coincide esta línea de actuación del grupo con los objetivos del grupo?", "¿no nos estamos desviando?", "¿qué podemos hacer para volver a centrar la atención en lo que nos interesa?".

17. Frente al ansia de querella

En algunos grupos hay individuos con tendencia a promover discusiones, que se alteran mucho, cuya química personal es incompatible con la de uno o más miembros del grupo, que tienen objetivos ocultos, que manifiestan una reacción excesiva a un comentario o un hecho concreto o a cualquier fenómeno impredecible de la vida del grupo.

Intervención del facilitador: Un facilitador limita, controla y evita querellas haciendo intervenciones como las siguientes: "yo veo bandos opuestos en este grupo y quiero que afrontemos ese asunto; creo que algunos integrantes del grupo no quieren comprometerse, ¿quieren que diga o quieren ustedes decir quiénes son los que no se comprometen?. El facilitador sabe que en ocasiones excepcionales tendrá que reunirse fuera del grupo con un miembro determinado para darle asesoramiento individual.

18. Facilitar el final

Cuando el facilitador percibe que no es fructífero centrarse más en un individuo o en un tema, que la actividad del grupo resulta repetitiva o incoherente y el grupo divaga, él da por terminada esa parte de la sesión.

Intervención del facilitador: El facilitador se anticipa a finalizar la sesión de grupo, realizando un breve resumen, especificando las tareas aceptadas y subrayando la importancia de transferir todos los compromisos y aprendizajes a la cotidianidad; se pone a disposición de los miembros del grupo por si alguien quiere entrevista individual, dentro de los horarios establecidos para ello. Pone punto final con decisión y sin rodeos.

19. Establecer objetivos

Una característica vital de los objetivos es que sean concretos.

Intervención del facilitador: Cuando un miembro del grupo hace promesas vagas, el facilitador le pregunta ¿por qué no nos explicas dónde y cuándo, a qué hora del día y en qué fecha lo harás y cómo lo harás?